sábado, 23 de julio de 2016

Madrid en un día



¡Buenos días! Aquellos que me seguís en Snapchat (@roperodenataly)  e Instagram (@beyourselffie) sabéis que a principio de mes estuve en Madrid con mi mejor amiga pasando unos días muy muy buenos y hoy os traigo un fotodiario con todo lo que hicimos para aquellos que queráis ir. 

Nosotras en un día y medio habíamos recorrido toda la ciudad, y el último día lo dedicamos a irnos de tiendas como os conté en uno de mis últimos videos del canal (clik aqui!


¿Preparados para seguirnos en nuestro viaje? 




Lo primero que visitamos fue la plaza de Sol, allí encontramos la estatua del oso con el madroño, el km 0, el típico anuncio luminoso del Tio Pepe. 



La siguiente parada obligada, la Plaza Mayor, la verdad que me pareció muy pintoresca, pero me la esperaba ''más mejor''. Me recordaba mucho a la de Salamanca, pero mucho más moderna, con menos historia. No sé si me explico... ¡jaja! 



Al día siguiente nos dirigimos a la zona de la Plaza de Oriente, allí podemos encontrar el Teatro Real, el Palacio Real y la Catedral de la Almudena. 



Al fondo el Teatro Real



Catedral de la Almudena


Palacio Real




Después decidimos visitar la Plaza de España. Me gustó mucho ya que era una zona muy tranquila y con bastante sombra. 


Uno de mis sitios favoritos, el Templo de Debod. ¡INCREIBLE! Me gustó muchísimo y es uno de esos sitios a los que iría una y otra vez. Os lo recomiendo muchísimo y de noche tiene que ser una auténtica pasada. ¡Volveré! 



Es uno de esos sitios que me transmite que no importa donde naciste, creciste o viviste... Simplemente importa lo que eres y lo que significas. 





Además está rodeado de una zona ajardinada que está genial para comer. 


Nuestra siguiente parada fue El Retiro, mi otro lugar favorito. ¡Volvería y revolvería! Aquí se nos fue un poco la pinza y decidimos montar en las barcas a las 4 de la tarde. ¡Somos unas locas de la life! Pero me encantó la experiencia, sobre todo por que yo no remaba, y además no me pareció nada caro. Juraría que costó 6€ por barca y 45 minutos. 




¡Os lo recomiendo! Un parque muy muy completo y que cada día puedes descubrir nuevos lugares. 





Como veis tiene muchísimos escenarios, cada cual más especial y diferente. 




Dentro del parque nos encontramos con el Palacio de Cristal. Un lugar que, sinceramente, me defraudó. Me lo esperaba más grande y aquel día hacía demasiado calor. El intentar ver todo Madrid en un día es una locura y a estas alturas del día ya estábamos un poco cansadas. Quizás por eso los últimos lugares no lo disfrutamos tanto como los primeros. Aunque es impresionante, me esperaba algo más. Seguro que en otoño o primavera es un lugar increíble. 



Aunque os cuente una sensación de decepción, me gustó y lo recomiendo porque es un lugar único. 


Ya que estábamos por la zona del Prado nos acercamos al Palacio del Congreso y ¡esto sí que me decepcionó! Me pareció muy pequeño y en un lugar no muy transitado... 
También por esta zona visitamos la fuente de Neptuno y la Cibeles


La última parada de ese día fue la puerta de Alcalá, mucho más grande de lo que yo me imaginaba. 


Entre compras y tiendas decidimos acercarnos al Corte Inglés de la C/Serrano (ropa de hombre) y subir a la azotea donde teníamos estas maravillosas vistas. Lo mejor de Madrid es la cantidad de azoteas y terrazas donde hay unas vistas increíbles. 

Fueron unos días muy intensos pero realmente los disfruté al máximo. ¡Volvería otra vez! Y además la compañía ayudó muchísimo, jeje. 
Mis consejos es que os hagáis con un mapa de la ciudad, un bono del metro y muchas ganas de caminar. ¡Es una ciudad que allá donde vayas ves cosas bonitas! Para la próxima visita me lo tomaré con más calma, pero para una primera visita estuvo muy requetebien. 

También os he preparado un vídeo sobre el viaje. Os lo dejo aquí: 



¡Espero que os guste! 

Muuuuchos besos. 


martes, 19 de julio de 2016

#beReflexión: todo lo que ocurre es por algo


En los últimos cuatro o cinco años lo único que realmente he aprendido, hasta el punto de tenerlo grabado a fuego en mi mente, es que todo lo que ocurre es por algo, pero, por algo bueno. Siempre. 
La experiencia me lo ha demostrado día tras día. Puedo decir que es mi mantra. Aquello en lo que creo a fe ciega y lo que dirige mi vida. 


Hace cinco años quería estudiar en el conservatorio, estudié y trabajé muchísimo. Por razones de la vida, me cambiaron de profesor y lo sustituyó otro con el que no llegué a entenderme. Hice las pruebas y, en aquel momento, desgraciadamente me quedé a las puertas de entrar. Este hecho me entristeció muchísimo, quise dejarlo todo, no volver a tocar el piano, no volver a saber nada de la música... Pero llegó septiembre, un nuevo curso, para mi un año nuevo. Me conformé con ir a una escuela de música, y sinceramente, lo mejor que pude hacer. Conocí al mejor profesor que he tenido en mi vida, una gran persona y un gran profesional. Entonces, todo comenzó. En ese momento me dí cuenta de que todo ocurre por algo bueno. Viví esos dos años muy feliz, era realmente feliz. Disfrutaba muchísimo. 

Otra vez, por circunstancias y preferencias de la vida, tuve que dejarlo. Desde entonces no he vuelto a tocar. Por aquél entonces, quería empezar mis estudios en una ciudad muy diferente a donde vivo. Y otra vez, la vida me dejó a las puertas. Tuve que conformarme con otra ciudad en la que nunca había querido vivir y ahora me encanta. Una lección que me dio la vida y de la que no me arrepiento. Entonces, estos acontecimientos ya no me afectaban. Me repetía a cada momento que si pasa es por algo, sé que la vida tiene algo bueno para mi, y sólo tengo que seguir mi camino. 


Ahora, he conseguido llegar a donde realmente quiero, detrás he dejado muchas situaciones y muchas personas, soy consciente de ello. Pero sé que tiene una razón, que si esas personas tienen que estar en mi vida, lo estarán y la vida me lo demostrará. Del mismo modo, las situaciones que estoy viviendo ahora, sé que son aprendizajes, que me servirán para un futuro y que debo aprender de ellas. 


Con todo esto no quiero deciros que crea en el destino o por lo menos no en el destino como tal, sino que nosotros mismos nos vamos creando nuestro propio destino. Vamos tomando caminos que nos llevan a diferentes cruces y nosotros decidimos. No quiero decir tampoco que no tengamos que luchar o que tengamos que asumir las derrotas como algo imposible de conseguir. 
Todo lo contrario, lo que quiero transmitiros es que luchando de verdad, nos llega lo mejor. No tenemos que ver las malas noticias o situaciones como una derrota sino como una nueva oportunidad para aprender, hacernos más fuertes y crecer para las siguientes ocasiones. No tenemos que rumiar constantemente por la mala situación que estamos viviendo, sino analizarla y aprender de ello. Sacar lo mejor de cada momento vivido, saber disfrutar de los pequeños placeres y sobre todo ser fuerte  y que no nos arrastre el huracán de la negatividad. Por que si estamos constantemente con pensamientos negativos, malas actitudes o desánimos no conseguiremos nada más. 


Algo que tengo claro es que la felicidad no llega, sino que se consigue. Hay que ir detrás de ella, como una mariposa que no se deja atrapar, pero que cuando lo conseguimos no la dejamos marchar. 

Todo lo que ocurre es por algo, tenlo como lema pero no como excusa. 

A mi me ayuda a no sumergirme en negatividad y a poder dar de mi lo mejor en las situaciones que lo requiere, a poder disfrutar de la vida, pero sobre todo a seguir mi camino.


Mucho amor. 

Me apetecía compartir con vosotros esta reflexión, como os dije hace unas semanas quería que el blog fuese más personal donde pudiera compartir todo aquello que me mueve. Espero que os guste este tipo de entradas. Si es así las seguiré haciendo. ¡Tenemos mucho de que hablar! Espero que os ayude a reflexionar y a conseguir la mejor versión de vosotros mismos. Por que realmente, esa es la meta, no lo olvidéis nunca. 

¡Muuuuchos besos! 

miércoles, 13 de julio de 2016

Volvemos la mirada atrás


Creerme cuando os digo que me da mucha penita cerrar la etapa de El Ropero de Nataly, por eso he querido hacerlo de una manera más especial con estas fotos que llevan más de un año esperando que sean publicadas. Las hicimos en abril del 2015 más o menos, asi que imaginad. ¡Me veo tan cambiada! Aun me quedan algunas más sesiones, ¿os gustaría verlas? 


Las fotos las hicimos en un lugar que me encanta, me transmite tanta paz... Aunque este sitio ya lo conocéis si me seguís de hace más tiempo. 



Y bueno si hablamos un poco del look, para mi esto es un básico del día a día (quizás me habría gustado despedir esa etapa con algo más especial, pero es lo que hay. ¡jajaja!) Soy fan de los vaqueros desde que tengo uso de razón, prácticamente todos mis pantalones son vaqueros pitillos. No arriesgo mucho la verdad. 


El color militar o kaki me está obsesionando cada vez más temporada tras temporada, ahora quiero abrigos, chaquetas e ¡incluso unos pantalones cortos! en este color. 



Mis grandes aliadas sinceramente han sido estas zapatillas, me enamoraron desde que me las compré y terminé con ellas con mucho gusto. Me las puse muchísimo, creo que nunca le he dado tanto uso a unas zapatillas. Y este año ya estoy deseando comprarme unas parecidas. ¡Adoro las zapatillas blancas! 







Otra cosa que me obsesiona son los complementos en marrón, mira que intento tener una variedad, pero los bolsos marrones me pierden y siempre voy a ellos, hasta que me doy cuenta de que no quiero más y quiero más variedad, entonces me digo a mí misma ¡atrás! 



Cuando os dijo que le diré adiós a esta etapa quiero referirme que no me centraré en looks, outfits, tendencias, etc. Pero claro que subiré subiendo looks de vez en cuando sobre todo cuando pueda hacerme fotos que es lo más importante. Tampoco quiero olvidar esa etapa, estoy muy muy orgullosa de todo lo que hice, me encantaba y era muy feliz en esos momentos. Pero hay que seguir avanzando y hacer lo que te diga el corazón y de verdad sientas... Un día hablaremos de este tipo de reflexiones, ¿os apetece?





Chaqueta: BSK 
Camiseta: Stradivarius
Jeans: Stradivarius
Bolso: Misako
Zapatillas: Tienda local
Collar: Stradivarius


Me despido ya de vosotros, aunque podemos seguir en contacto en las redes sociales. ¡Allí me tenéis para no perderos nada de lo que hago! ¿Qué os ha parecido el look? ¿Os gustaría que subiera algo así de vez en cuando? ¡Dadme vuestra opinión! 


¡Muuuchos besos!